La ciudad extraña a la orilla del mar


Yo nadaba en el mar y no era la única.

Miraba atrás y veía una gran ciudad perfilada contra el horizonte.

Los edificios extraños de esta ciudad, entre árabe y soviética, brillaban con la luz del ocaso. Había un edificio al centro que mostraba una media luna y un reloj. Era como un edificio de CNN, con titulares de noticias, pero escritas en árabe.

A su izquierda, había un edificio alto, ancho y recargado, como una especie de templo chino.

Había edificios modernos y rascacielos como los de Nueva York.

Pero por encima todo, destacaban unas estructuras altas en forma de postes con tres cruces. Podrían parecer como postes de electricidad, pero su propósito era otro. Eran una especie de monumentos: estructuras de control.

Eran doradas y deslumbraban bajo la luz del sol poniente. Yo no podía dejar de mirar la extraña ciudad que se alzaba justo a la orilla del mar.

Y mientras nadaba, comentaba con los demás que era la ciudad más fea que habíamos visto. Aunque en realidad no, simplemente era muy extraña.

(Aquí he tratado de representarla, con mis grandes limitaciones en el dibujo. La estructura que parece un árbol de Navidad gigante es en realidad lo que semejaba a un templo chino).

http://china.pordescubrir.com/el-templo-del-cielo-en-beijing.html

Anuncios

2 pensamientos en “La ciudad extraña a la orilla del mar

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s