Cetro


columnaUn dios
clavado en la cima
brilla

el que ató mis manos
para arrastrarme

Y sin embargo,
nada que reprocharle

Yo lo quise,
pedí esta agonía

Un ancla
clavada en tierra
persiste

la que ató mis pies
para maldecirme

Y sin embargo,
todo que agradecerle

Yo lo quise:
nacer de ella
ser su hija

Un diamante
es la joya
del cetro que sostiene
toda mi vida

de la columna
—rota—
que es mi eje
y mi vía
de salida

Anuncios

7 pensamientos en “Cetro

  1. Pingback: Indoblegable | La realidad alterna

  2. Pingback: Siena | La realidad alterna

  3. Pingback: Ternura | La realidad alterna

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s