Energy fields


Crawling from the edges
to the inside.

Qué incómodo is to reach
for los demás
cuando el único alivio
es uno mismo,
when the only relief
is to stay away
and protect
oneself
from the painful energy fields
that surround and harm
this effort to live
—el esfuerzo de vivir—.

Anuncios

La suprema falta


Los ojos cerrados
que miran hacia arriba,
ciegos,
en un espasmo de dolor.

La boca abierta,
y en la garganta
palpita,
muda,
una llaga de dolor
que es lava,
materia del alma,
que punza y supura
la herida más alta:
la suprema falta.

Ultra


Ópalo negro, por Crissanta, derivada de Black opal (Stayish Mine, Wollo Province, Ethiopia) 3, por James St. John (CC BY).

Fue la corona
de fuego,
llamas en escarlata,
en púrpura,
el ópalo negro.

Del volcán profundo
callaste la lava,
el calor innato,
el amor oscuro.

Fue la suprema negación
del sentimiento,
el engaño cruento.

Fue el ultra
de los tormentos.

 

Imagen: Ópalo negro (detalle), por Crissanta, derivada de Black opal (Stayish Mine, Wollo Province, Ethiopia) 3, por James St. John (CC BY).

 

Inaccesible


El delicado enlace que sentí
era una enredadera que crece
verde, dulce,
amarga, inmarcesible.

El delicado extremo que vi
era un alma que oscurece
ámbar, callada,
amada, inaccesible.

inmarcesible

Manteniendo el fuerte


Corazón roto,
alma quebrantada,
cuerpo violentado,
salud extraña.

Mente por fin clara
pero en batalla.

Solo el relámpago de unos ojos
me inquieta y me calma.
Sus recuerdos me traspasan,
dejan vacíos en el alma.

Y cada noche, cada mañana,
siempre, cada jornada.

No crisis.
No colapsos.
No manos que dañan.
No lenguas extrañas.
Solo llanto civilizado
o nada.

Eso es
lo que pasa.

Pena


Revista 8 Salto al reverso22

SALTO AL REVERSO

(Inspirada en parte en la pintura ‘Título oculto’ de Silvina Patano)

Oculto mi rostro del tuyo
por vez primera.
Sin tu mirada limpia,
¿qué queda?

¿Qué es la pena?
Lo es todo:
tormento,
castigo impuesto,
dificultad y lucha,
vergüenza.

Oculto mi rostro del tuyo
por pena.

Pero mi alma
sigue a ti expuesta.

La has visto.
La miras.
Es tuya.

Ver la entrada original

Cetro


columnaUn dios
clavado en la cima
brilla

el que ató mis manos
para arrastrarme

Y sin embargo,
nada que reprocharle

Yo lo quise,
pedí esta agonía

Un ancla
clavada en tierra
persiste

la que ató mis pies
para maldecirme

Y sin embargo,
todo que agradecerle

Yo lo quise:
nacer de ella
ser su hija

Un diamante
es la joya
del cetro que sostiene
toda mi vida

de la columna
—rota—
que es mi eje
y mi vía
de salida