Flashes de dos días


  • Llegando a la boda de mi hermana en un camino circular de casas bajas con jardines, plantas y flores por todos lados. (Nerviosa por llegar, contenta, expectante)
  • Cuando paramos en uno de los viajes con mi familia en un restaurante sencillo. Con paredes y mesas blancas. Pedimos tortas o algo así. (Alegre, buen momento)
  • Esperando afuera de una oficina oscura en La Salle por una carta que me escribí para el futuro y que nunca me entregaron. (Enojo, frustración, espera)
  • Una casa de una chica que odié. Un gran patio y una mesa al aire libre. (Ganas de irme, fotografía)
  • En el campamento de cuando salimos de sexto de primaria. Esperando entrar al comedor que estaba en lo alto, y cuyo techo estaba formado por rebanadas de troncos. (Fuera de lugar)
  • Esperando para subir a un camión para regresar a la ciudad desde San Miguel de Allende, cuando fuimos en la Universidad. (Fuera de lugar, incómoda

(Flash: De repente, casi siempre mientras trabajo, llega a mi mente el nítido recuerdo de una vivencia o sueño pasado, a veces muy antiguos y al parecer sin importancia. Lo extraño es que el recuerdo viene sin pedirlo, sin buscarlo, como una asociación instantánea que no comprendo. Durante un solo segundo, percibo el ambiente del sueño o de la memoria, lo recuerdo, me deleito en el detalle que viene hacia mí: una calle, un escenario, un evento. Al momento siguiente he regresado a la realidad de mi nota, de mi trabajo, o de lo que sea que esté haciendo).

Anuncios

4 pensamientos en “Flashes de dos días

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s