Ojos color lila


Dos imposibles:

Mi tía Vicky estaba viva. Ella, mi mamá, mi abuela y otra tía estaban en la Guay, iban a ir a un paseo o algo así. Todas vestían pants grises, como si fuera un uniforme.

Mi tía Vicky tenía el cabello blanco y lo llevaba corto. Había envejecido, sin embargo, seguía fuerte y hermosa. Estaba sentada en una banca, esperando con las demás a que mi mamá terminara de arreglarse.

Mientras tanto, otro imposible sucedía. Me habían mandado a reportear. Yo estaba trabajando en Expansión y debía ir a una convención a averiguar si sí o no iban a hacer no sé qué.

Debía llegar a las 7 de la mañana del día siguiente, y mandar como mínimo dos notas, supuse. Pensé en enviarlas ya escritas, en lugar de llamar para que alguien tomara dictado.

Isabel no había ido a trabajar, ni ese día ni el anterior  (quizá estaría enferma). Así que tuve que buscar sola un sitio para comer.

El comedor parecía en realidad una fiesta, la gente estaba platicando en grupo. Me senté junto a un amigo y platicamos un poco.

Caminé de regreso a dónde mis tías y mi abuela esperaban a mi mamá. Me senté junto a mi tía Vicky y le pedí disculpas por no estar ahí más tiempo, le dije que estaba nerviosa por el asunto del trabajo.

Sentadas en la banca, la tomé del brazo y recargué mi cabeza en su hombro.

Le dije: “Te quiero tía, te he extrañado”. Porque yo creía que ella había estado viviendo en Tijuana todos estos años y por eso no la había visto.

Me dijo que estaba bien, que no me preocupara. Y yo seguí mirando detenidamente su aspecto mayor, su cabello corto y completamente blanco, sus mejillas más llenas, las pocas arrugas en su cara…

Desperté.

Recordé mi sueño, preocupada por lo del reporteo, y me di cuenta con alivio de que eso no podía ser cierto. Y entonces, me di cuenta que lo de mi tía tampoco podía ser cierto.

Y aunque jamás me sucede (jamás), regresé al mismo sueño cuando me volví a dormir.

Allí estaba la banca, mi tía Vicky, mi abuela, mi otra tía y mi mamá que se arreglaba para salir.

Me senté al lado de mi tía Vicky y me incliné hacia ella: Era más joven, su cabello no era blanco, su cara era delgada y hermosa.

Me miraba sonriendo. Supe que ella también había entendido que yo había despertado de mi sueño y que la estaba viendo ahora del modo verdadero. Del modo en que nunca envejeció.

Intrigada, acerqué mi rostro a su rostro y le miré los ojos. Noté que sus ojos tenían un aro color lila y otro café en el iris. Le dije: “Tus ojos son como color morado, con un aro color lila y otro café”.

Y ella dijo sonriendo: ” Y los tuyos tienen un aro verde y otro café”.

Anuncios

2 pensamientos en “Ojos color lila

  1. “Recordé mi sueño, preocupada por lo del reporteo, y me di cuenta con alivio de que eso no podía ser cierto. Y entonces, me di cuenta que lo de mi tía tampoco podía ser cierto.” es bonito despertar y darse cuenta de que lo que a uno lo preocupaba en el sueño, ya no existe jajaja.

    Por otro lado, wow, que increíble volver al mismo sueño al dormirse de nuevo… una gran hazaña onírica.

    Lindos esos ojos que describes con aritos: “con un aro color lila y otro café” y los otros que “tienen un aro verde y otro café”.

    Tu mente es intrigante. Me gustan tus reportes de sueños.

    Un abrazo ecuatorial.

    Me gusta

    • Ay sí, es un alivio despertar y ver que esos miedos no son reales. Por cierto, hay que acostumbrarse a hacer el ejercicio consciente para separar eso (la realidad del sueño) y convencerte a ti mismo de que no es real, k… 🙂

      Por otro lado, esa hazaña onírica, como tú la llamas tan lindo, solo es posible cuando mi tia se mete en mis sueños. Ella es como un personaje muy poderoso… te puedo contar luego. Murió hace muchos años ya, pero cuando uno la sueña es como si viniera. No se siente a un sueño, se siente una visita…. Y eso sentí que sucedió esa noche :’

      Aritos en los ojos 😛
      Gracias por leer mis reportes de sueños 🙂

      Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s