La noche larga


No era un grillo,
eran dos.
Y se hablaban
casi a compás.

Besé el silencio
de la noche larga.

Y supe distinguir
en su canto
el leve desfase
de nuestros llantos.

Esa fue mi señal.

La noche aclaró
y la mañana fue un sol.

Fotografía: Crissanta

Fotografía: Crissanta

Anuncios

8 pensamientos en “La noche larga

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s