La noche larga


No era un grillo,
eran dos.
Y se hablaban
casi a compás.

Besé el silencio
de la noche larga.

Y supe distinguir
en su canto
el leve desfase
de nuestros llantos.

Esa fue mi señal.

La noche aclaró
y la mañana fue un sol.

Fotografía: Crissanta

Fotografía: Crissanta

Firebird


Tomada de Dance, art & okc, del montaje de Robert Mills.

Tomada de Dance, art & okc, del montaje de Robert Mills.

(Soñé que) veía un jardín laberíntico adornado con arbustos y piedras. Y cuando estuve en él, rodeada de gente, comencé a sentir miedo.

Había una mujer que aparecía en las esquinas y se ocultaba en los rincones. Era joven, bella y llevaba un vestido color rojo fuego: Firebird.

Yo sabía que en cualquier momento ella saldría para atacarme, que vendría para matarme. Y me dominaba el pánico y mi angustia no tenía límites.