Ensimismada


En un susurro, mi voz

queda devorada.

En un silencio, mi queja

queda acallada.

En una renuncia, mi fe,

casi aplastada.

 

Y no sé

qué ver…

Tras la explosión de

mis pequeños mundos

reúno a mis tropas

y reviso mis armas:

 

La voluntad indecisa,

las manos sangradas,

la lengua amordazada,

la mente herida.

 

Demasiadas bajas.

 

Y no sé

qué ver;

dónde fijar

mis ojos.

 

Tras la regresión

a mis antiguos mundos

reúno a los fantasmas,

recuento los traumas.

 

Y quedo ensimismada.

 

Y no sé

qué ver;

dónde fijar mi mirada.

 

Y mis manos no saben qué ser:

oscuridad o mañana.

 

Y me destierro a ratos del mundo.

Y me consuela la calma.

Anuncios

3 pensamientos en “Ensimismada

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s