Mercury


Pale rose.
Amarillo pastel.
El color
de las zapatillas de ballet.

Plata líquida
para beber.

(It is mercury, then).

img_20170106_082211_755

Habrá un viento


Habrá un viento
que vendrá,
que tú creerás escalera
y no lo será.

Habrá un momento
tras el derroche
en que todo cesará.

El tiempo habrá sido
tus manos.
El aire, dagas de plata
para respirar.
Y el deshoje
de ese viento malsano
traerá
pequeñas gotas de sangre
para limpiar.

¿No pasó la helada?
¿Qué no fue el torrente?
Era agua de sal.

Las uñas cual garras
en mi frente,
en mi brazo,
en mi vientre.
No sé diferenciar.

Él dijo: «Te saqué de casa,
te libré del arma
y aún quieres dudar».

Habrá una calma
que será montaña
y no la verás.

Y habrá un silencio
luego del infierno
y no entenderás.

¿Qué no fue la ráfaga,
el azul ardiendo, el verde muriendo?
¿Era la verdad?

Y el miedo habrá sido tu abrazo.
La noche, conteo de veranos.
Y el destroce
de ese viento cereza
traerá
la desolación perpetua
que no callará.

Fotografía: Crissanta

«Amanecer, niebla», por Crissanta.

Mediterráneo (ocaso)


SALTO AL REVERSO

En medio de la tierra
aguardas
en el vaivén intranquilo,
desasosegado,
en el pequeño arrebato
controlado.

Y yo me acerco
muy despacio.

Espero
como de los otros
el reproche velado,
la posesión,
el reclamo.

Pero llega el ocaso
y te encuentro callado,
somnoliento, disperso,
manso.

Incontables seres
te han mirado sin verte,
te han traspasado,
invadido, tomado,
sin conocerte.

Han atravesado
sin atender
tus misterios transparentes.

En tu interior hay voces
de niños, hombres,
viajantes.

¿Será que se me permita
ser tu navegante?

¿Será que alguien debe
rozar siquiera
tu piel de colores tenues,
tus brillos tornasoleados,
tu belleza silente?

¿Ser el cielo reflejado
sobre ti mientras duermes?

¿Debe alguien recibir
en sus pies
el beso cálido?

¿Tomar de tu orilla
la piedra
como un regalo?

—Azotada e inacabada,
pulida a medias,
incrustada de brillantes,
caótica y bella—

Pongo sobre ella mi mano
acariciando.
Siento sus latidos.
Aguardo.

Fotografías: Crissanta Fotografías:…

Ver la entrada original 9 palabras más

Mediterráneo (mediodía)


TAMBIÉN: MEDITERRÁNEO (OCASO), publicado en Salto al reverso.

 

Viajé largamente
antes de llegar a ti.
Las nubes despejaron
en el camino pesado,
en el amanecer humillado.

Y el mediodía llegó en fuego,
delicado, pero intenso.

Sentí que el sol se acercaba al cenit,
sentí que la luna superaba el nadir,
y se observaban.

Y sonreí.
Sobre la arena templada,
sonreí.

Y me acerqué a ti,
intrigada.

—Oh, sensación extranjera,
magia experimentada
de descubrir despacio
y embelesada—.

Traslúcido y risueño,
agitado, luego sereno,
vivaz.

Poderoso y disperso.
Tu pequeña violencia
quedó, en el ocaso,
detrás.

Miré.

Y renuncié a la tierra
con solo ver.

«No van arrancarme».
«No voy a volver».

Entré.

¿Existen
aguas más transparentes,
destellos más brillantes,
un cascabeleo de voces
más dulce en algún oleaje?

Floté.
Invoqué la dicha
de reposar al vaivén.

Claro en la cercanía.
Al horizonte, cobalto.
pasando por todo turquesa,
todo azul, todo morado.

En la profundidad, oscuro.
Diáfano, al tenerlo cerca.
Cristalino y puro,
al acariciarlo.

«No voy a volver».
«No van a arrancarme».
«Nunca saldré».

Fotografía: Crissanta

Fotografía: Crissanta

Suprema


LA CONTINUACIÓN DE LA VIDA II

 

Y eso sucedió
because I was watching
the unmentionable.

Lo deseaba
porque estaba observando
lo inmencionable.

And then it started to talk.

(It was male, dark, evil,
and it wasn’t only in my mind).

«Just a line that flattens», it said.
«And that’ll be all.»

And then I started to listen,
establecer
conversación.

Error, errorrrrrrrr.

«Detach. Let go.»

«I… won’t…»

Y entonces apareció en mi rostro una sonrisa que no era mía.
Y la risa ajena que me duró hasta entrada la noche, la que él vio.

Nunca he tenido tanto miedo en mi vida.
No es hipérbole.
No.

Aguardaba mi señal pero esa no era.
Esa no era yo. ¿Quién era?

Oh, suprema maldad, ¿eras tú?
Lo inmencionable,
¿eso me lo mostraste tú?

«I’ve got thousands of images
and all the time in the world.
I will always be here
with you».

And then I started to scream.
Y todo el bosque resonó.
And then I started to scream.
Y todo el bosque resonó.
And then I started to scream.
Y todo el bosque resonó.
And then I started to scream.
Y todo el bosque resonó.
And then I started to scream.
Y todo el bosque resonó.

«Conversation», por Crissanta, derivada de «When Night Falls It Is Better To Be Reddy For Anything!», por Tony Hammond (CC BY 2.0).

«Conversation», por Crissanta, derivada de «When Night Falls It Is Better To Be Reddy For Anything!», por Tony Hammond (CC BY 2.0).

Bufanda


bufanda

Imagen: Crissanta

LA CONTINUACIÓN DE LA VIDA I

 

Ahí terminaba el sendero,
al pie de la casa en fuego.
No luz más allá,
no nada.

Solo quedó en pie un pilar.
En él até la bufanda.

La dejé agitarse al viento,
probándola.

«There is no one to call now».
Noche,
soledad odiada.

Allí terminaba el sendero.
Aguardé por mi señal.

«Hola, nada.
Adiós, aliento».

«¿Hola, nada?
¿Adiós, aliento?».

Incendio


Incendio
(poesía)

UNKLE – When Things Explode

LA CONTINUACIÓN DE LA VIDA