Cueva


PERLA EN EL BOSQUE

Todos mis duelos inútiles,
el cabello entre los dedos,
los tonos de todas las voces
que amo y aborrezco.

El llanto en el suelo,
todas las explicaciones.
La cueva, el silencio.

La noche.
La tarde.
La mañana.

Todas las horas
en vela;
la madrugada.

¿El hacha en el bosque?

¡Destroce!
¿El hacha en el bosque?
El aislamiento.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.