Bebé


Me atraes hacia ti,
cabeza con cabeza:
descubriste que me puedes abrazar
si me jalas las orejas.

Ojos contra ojos,
boca contra chupón,
nariz contra nariz,
corazón contra corazón,

soul against soul.

Te hice un beso esquimal
y te echaste a reír.

Y pensar

que pensé que te perdí
cuando quise que te fueras,

que pensé que no vendrías
cuando no quise que vinieras
y luego cuando sí.

Pero te encontré en la pradera…

Te pensé estrella
y eres sol.

Te pensé abstracto
y eres materia.

Me pensé piedra
y soy ternura
(aprendida).

Nos pensé muerte
y somos vida.

¿Me has perdonado?

Pero ¿y ella?

«Selfie zzz», por Crissanta.