«Cómo enseñar a leer a tu bebé» — Carla Paola Reyes / Mayté Guzmán


Mi primer libro… No exactamente lo que quería publicar primero, pero ¡💚!

Presentación en vivo en Facebook Live:

Editorial SALTO AL REVERSO

«Cómo enseñar a leer a tu bebé»
Por Carla Paola Reyes / Mayté Guzmán

¿Puede un bebé aprender a leer? La respuesta es sí. A través de un sencillo método, aplicado desde hace décadas en Estados Unidos, enseñar a leer a los más pequeños se ha convertido en una actividad lúdica, que además potencia el desarrollo multidimensional durante su crecimiento.

Aunque la costumbre más extendida es enseñar a leer a los niños a partir de la edad escolar —aproximadamente a los seis años—, es precisamente durante edades más tempranas cuando un niño puede aprender de forma sencilla y natural a leer. Y deberíamos ofrecerle la oportunidad de hacerlo.

Este libro interactivo está inspirado en el método diseñado por el aclamado fisioterapeuta estadounidense Glenn Doman, que comenzó siendo una práctica alternativa para ayudar al desarrollo de niños con algún tipo de lesión cerebral. Incluye material de lectura y también tarjetas recortables…

Ver la entrada original 58 palabras más

The long path


«Eres tú», pensé, mirándote de nuevo a través del éter.
—I’m sorry.
—Don’t be.
—Pero debe ser difícil para ti, no tienes carritos…
—Tengo todo.
Y yo entendí a que te referías.
—Perdóname —repetí.
—No lo sientas. Todo salió de acuerdo al plan.
—¿Cuál plan? ¿What for?
—For you to feel.
Y me lo mostraste a él, tan parecido a ti, y mi speech de ayer: the long path que me ha traído hasta aquí.

Dark


Of course I was mad
(I am)
contra mí,
nadie más.

Pero esa no es la palabra:
it was more like ‘dark‘.

(Yo no planeé
nada de esto).

I put a hoodie on,
black,
the headphones
a todo.

And I walked
al sonido de la determinación
en mi cabeza,

sintiendo que soy
ella,
a black-eyed
Helena,
a greedy
Sinatra,
a deadly
Magdalena,
y a la vez no.

I promise
I just feel
lucky,
and frágil,
affectionate
to the core.

Honestly,
I don’t know how to do this
if not with love.

(So, kill me, Sarah,
«it’s gonna be a glorious day».)