Vida-luz


Vibra algo invisible.
La materia tiembla como hilos transparentes
a su alrededor.

Al mío.

No está en mis ojos,
estalla en mi alma.

Comencé a verla ayer.
Luego comencé a verlo a él.

Es el presente
permanente,
la vida-luz.

Antes existía hacia mí
y nadie podía verme.
Pero yo me tuve
y me devoré.

Me diseccioné
con rabia
la carne, el ser.

Me deseo
siempre.

Y me tengo.

Ahora existo en tanto más.
Existo en él.

Vengo a nacer en quien pronuncia mi nombre
como un despertar.
Y soy yo la que despierta,
recostada mi cabeza.
Atenta.

Es una fortaleza.

Él.

Y luego,
son esos hilos
la vida nueva.

Son lugares,
compartimentos,
cajones que no tienen final.

Allí guardaré
la exploración
de su alma que haré sin fin,
de los delicados silencios,
de su sentir.

Allí guardaré
a quien no es,
y sus murmullos.
Mi fe.

Allí, los muros de atrás,
allí, el sol en la ventana y nuestros planes mañana.

Allá seré.

Piqué soutenu


De frente al reflejo,
mis ojos se clavan en la señal.

Espero por un compás.

Tiemblo.
No sé cómo hacer esto.

Desfallezco.
No comprendo.

Suena la nota más suave.
Llega el momento.

Y arriesgo.

No hay nada que haya hecho
que no haya temido primero.

Y ese es mi deleite,
la flor:
mis victorias.

Me dice puedes hacerlo,
es solo que tienes miedo.

Me pide hazlo.

Obedezco.

Homenaje a mis amigos…


Comparto aquí este hermoso regalo. ¡Muchas gracias, Edwin!

SALTO AL REVERSO

salto al reverso 2También los artistas tienen su ángel guardián…

Decenas de estrellas multicolores le adornan su aureola-lunar.

Nota: Espero que les guste este humilde regalo para ustedes mis queridos autores-amigos del blog Saltoalreverso y un abrazo especial para nuestro ángel guardián Carla. Me divertí mucho visualizando y pintando cada una de las estrellas que para mí ustedes representan. Abrazos a todos…

Imagen: Pintura en acrílico Homenaje a mis amigos… 10″ x 14″ de la autoría de Edwin Colón Pagán Septiembre 2014.

Ver la entrada original

Ámbar


SALTO AL REVERSO

image

El pintor se frustraba al final del día, un otoño. Buscaba capturar la luz exacta que atardecía en un extremo del cielo, en colores salmón, amarillos, verdeazulados.

Y al final fue sublime en su traducción.

Me acerqué a mirar su obra. Y sufrí, pero yo por una causa secundaria o, más bien, terciaria.

Miré la pequeña esquina de luz solar captada al momento de su huida. Corrieron mis lágrimas.

Todo lo que diga será en vano, todo lo que muestre será en vano. Lo que pueda llorar…

Aunque diga que él endulzó el sabor de la paja en el viento y que, en sus trazos, huele a durazno; aun así, todo es en vano.

Es como tú. Es la belleza.

Es el arrobamiento, el embeleso, el éxtasis de la contemplación.

Es la imposibilidad de la traducción.

Es mi imposibilidad de traducir la traducción.

Quiero hacer mis palabras dignas de ti…

Ver la entrada original 36 palabras más

Hada (*Segunda Experiencia “La Poesía no muerde”*)


Comparto esta colaboración artística para ‘La poesía no muerde’. Gracias a Hélène por la oportunidad y a las artistas que participaron. Es un honor.

LA POESÍA NO MUERDE

Ángela Alonso Ángela Alonso

HADA

Quédate así:

ojos cerrados

saboreando el mar

y el humo del cigarro.

Eres mío un momento

y yo soy un hada.

Salimos al balcón

vestidos de gala.

La ciudad nos acalora,

el evento acaba.

Mi vestido es rojo,

decimos cualquier palabra.

Quiero oler tu cuello,

no me atrevo.

Luego, ojos cerrados

y silencio.

Y eres mío un momento.

Quiero ser tu hada.

Entonces digo tu nombre

—            —

y tú dices el mío

—         —

Y todo rima,

todo encaja.

Abres los ojos,

me ofreces tu mano.

Sonríes.

Sonrío.

—Vamos.

 

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Crissanta (Ciudad de México, México) http://poesiainteractiva.wordpress.com

Imagen: Ángela Alonso  (Sevilla, España) www.aloranda.wordpress.com

Voz: Ana Fernández García ( Cáceres, España)

Ver la entrada original

Pequeño


Una colaboración en forma de poema para una hermosa fotografía de Manuel Alonso de bosquebaobab.wordpress.com

Bosque Baobab

De entre todos,

eres al que menos temo,

el más inocente,

calmo,

bello.

 

No niego, pequeño,

mi sobresalto al tacto.

Las caricias nítidas

alertan mi piel herida.

 

Yo siempre espero el daño,

la mordedura, la ponzoña.

Y tú, simple cosquilleo,

libre de veneno.

 

Atrevido, atento,

hiciste tuyas mis manos.

Construiste vías,

guaridas,

atajos.

 

Y nos miramos.

 

Te dije en susurros

vete.

Vete, pequeño.

Mi rudeza innata

herirá tu cuerpo.

Mis ciudades grises

cortarán tus vuelos.

 

Se desvaneció el rubor

de tus alas de viento.

 

Y te fuiste y no.

 

Vuelves a veces

por las tardes

con el sol.

mariquita

Poema: Carla Paola Reyes ( http://Crissanta.com )
Fotografía: Manuel Alonso ( Bosque Baobab)

Ver la entrada original