Mercury


Pale rose.
Amarillo pastel.
El color
de las zapatillas de ballet.

Plata líquida
para beber.

(It is mercury, then).

img_20170106_082211_755

Anuncios

Piqué soutenu


De frente al reflejo,
mis ojos se clavan en la señal.

Espero por un compás.

Tiemblo.
No sé cómo hacer esto.

Desfallezco.
No comprendo.

Suena la nota más suave.
Llega el momento.

Y arriesgo.

No hay nada que haya hecho
que no haya temido primero.

Y ese es mi deleite,
la flor:
mis victorias.

Me dice puedes hacerlo,
es solo que tienes miedo.

Me pide hazlo.

Obedezco.

Never mind (sueño)


bailarina ballet giro

Foto: Photl.com

Practicaba mis giros una y otra vez. Y en medio de la oscuridad, no veía nada. Pero escuchaba una frase:

“Never mind what happened to you. You have to dance”.

Una y otra vez:

“You have to dance”.

“You have to dance”.

Y no sólo hablaba del ballet, era la vida.

Bailar la vida.

Giros de viento (sueño)


Estaba en el estudio de ballet. No el de siempre; uno con paredes de madera y con ventanales que dejaban entrar un viento desesperado y dejaban ver el negro de la noche.

Y yo giraba sobre mis zapatillas como un torbellino. Había aprendido por fin cómo hacerlo.

Alguien quiso cerrar la ventana y yo la detuve diciendo que era el viento lo que impulsaba, lo que me mantenía en equilibrio.

Foto: Carla Paola Reyes