Siena


LA CONTINUACIÓN DE LA VIDA VI

«Flechas, eje, centro, soporte incompleto», por Crissanta.

Siena.
El bosque en silencio.
Luz cálida.
Maleza seca.

Soledad odiada,
bendecida.
Aura.

Wheel of light
surrounding me.
No one in,
no one out,
nunca más.

Months I walked
in search for
that ancient home
of ours.

A castle
consumed
in an unforgettable fire.

A long
lost
battle.

Un final.

El aire desapareció
de mis pulmones,
la sangre se detuvo
and lifeline went nowhere.

Sentí la asfixia
y el imperio
de los instintos cegadores.

Y avancé
por el bosque.
A veces a gatas,
a veces a rastras.

Y la flecha de plata
fue bastón y norte.
In both ways it was
el soporte

del centro herido,
del corazón destrozado,
de mi eje roto,
del dolor no domado.

Y postrada,
semiparalizada,
sobre la maleza,
fue donde construí
el resto del arma.

Tejí las ramas
a manera de cuerda,
tomé la vara más firme
y a la vez más flexible
para ser el cuerpo
que ejerce tensión
y dispara
la flecha sagrada,
con indoblegable
fuerza.

Y en la soledad amada,
busqué mi fortaleza.

Anuncios

Amigos y enemigos


explosion(Soñé que) Estábamos en un salón, amigos y enemigos mezclados; buenos y malos. Él necesitaba nuestra ayuda para escapar, para liberar sus manos.

Logramos pasarle a escondidas la llave; la puse en sus manos. Se quitó las esposas y tomó su rifle. En el mismo instante los bandos se separaron. Se apuntaron los unos a los otros con sus armas. Yo, sabiéndome incapaz de soportar la pelea, decidí huir (¡cobarde!) hacia la habitación vecina.

Era un baño. Antes de cerrar la puerta tras de mí, escuché un impacto. Una vibración sacudió al edificio y vi un destello de luz. Me asomé, asustada pero curiosa, para ver lo que era. Una explosión se veía a lo lejos a través de los ventanales.

La pelea se reanudó tras la sorpresa inicial. Corrí de nuevo al baño y esta vez si cerré la puerta. Sigue leyendo