Muerte, muerte, muerte (sueños)


¡Oh, mi mente se empeña en soñar con muerte! Tres sueños: La muerte de alguien más, la mía y la provocada por mí.

I

A esa señora se le habían muerto sus dos hijos y su esposo el mismo día. Otros voluntarios y yo colocábamos una antorcha en su memoria, tan alta que quemaba las copas de los árboles. Subí la escalera desde el jardín y ahí la encontré: la señora iba enlutada de pies a cabeza y acompañada de su padre. Era alta y tenía el cabello negro y corto, su rostro expresaba dolor, pero también un gran temple.

Yo caí a sus pies, llorando por ella, llorando lo que no lloraba ella.

—¿Por qué lloras? —me preguntó el señor del cabello completamente blanco.

—Porque los mataron a los tres, el mismo día.

—¡Hijos de puta! —exclamó el hombre, y yo supe que se refería a los asesinos, los terroristas.

Ella no dijo nada.

II

Que iban a matarme. Estaba condenada a muerte. Era la forma en que más temía morir (la segunda era Sigue leyendo

Asesinato planeado (sueño)


Estaba dicho y todos lo sabían: Iban a matarme. Era necesario. Era una lucha de poder en la que yo no tenía nada que ver, pero aun así…

Como la hija del presidente, mi muerte era necesaria para poder culpar a los terroristas de ello y así desatar la guerra, pero sería la gente de mi padre la que daría el golpe. Y él era quien había dado la orden de sacrificarme.

Habían dado a mis asesinos una lista con los horarios y situaciones en que yo era más vulnerable: las horas en que dormía en mi cama con la ventana abierta, las noches en que regresaba a casa por aquella oscura y solitaria calle. Sólo era cuestión de tiempo y yo esperaba y esperaba, entre nerviosa y resignada.

Encontré a algunos conocidos en la calle. Tras saludarlos, les pregunté si ellos sabían que yo estaba condenada a morir. «Sí». Y que qué opinaban al respecto. «Así es la vida, dear».

Y a esa sensación de inquietud constante y rabia contenida, se sumó el sentimiento de traición por parte de todos los que conocía.

Ahora no me quedaba más que esperar.

Useless, pointless (sueño)


reloj arena

A veces, no es tanto que sueñe con que tengo que ir a buscar ese reloj que perdí hace años y volver antes de que todos se vayan, o con que abofetee al hombre que sabía que yo estaba condenada a muerte y no quiso decírmelo, o con que tenga que huir sin cesar de mis asesinos durante (lo que a mí me parece) toda la noche.

A veces, lo que más me puede es la sensación de que todo lo que hago en los sueños es completamente inútil —useless, pointless— (justo como en la realidad).

(¿Is it?)

Amigos y enemigos


explosion(Soñé que) Estábamos en un salón, amigos y enemigos mezclados; buenos y malos. Él necesitaba nuestra ayuda para escapar, para liberar sus manos.

Logramos pasarle a escondidas la llave; la puse en sus manos. Se quitó las esposas y tomó su rifle. En el mismo instante los bandos se separaron. Se apuntaron los unos a los otros con sus armas. Yo, sabiéndome incapaz de soportar la pelea, decidí huir (¡cobarde!) hacia la habitación vecina.

Era un baño. Antes de cerrar la puerta tras de mí, escuché un impacto. Una vibración sacudió al edificio y vi un destello de luz. Me asomé, asustada pero curiosa, para ver lo que era. Una explosión se veía a lo lejos a través de los ventanales.

La pelea se reanudó tras la sorpresa inicial. Corrí de nuevo al baño y esta vez si cerré la puerta. Sigue leyendo