Madly :)


No, I don’t like cars.
But now my bag is full of them.

And certainly
I don’t like the
‘ba-ba’… balón,
or to play futbol.

And no, my name is not ‘dadá’
or ‘dedé’,
or just a plain loud cry.

Nor do I like the perpetual chaos
and the mess.

Oh, boy, but how much I laugh these days.

: )

And how thrilled I am now
to see a helicopter
or a ‘cuac’,

la lavadora,
el coche
o el ‘guagua’.

And how scared I am
of your ‘cara de monstruo’
or your shark bites.

And how grateful I am
when you fall asleep
in my arms.

But more than that,
I am madly in love
with the perfect cabezota
that you have.

And I absolutely did love
the way you said today
‘ma-má’.

: )

Self-murder


Still


I need to die tonight
the way the swan dies
and then it lies still
because I still…

I need to agonize
and gasp for air
for one last time
so I don’t forget

the search d’armes,
the deep ravines,
the solitude,
the forced quietud,

el frenesí,
the tenderness,
the world that broke,
cet désiré avenir.

And there’s a frozen lake
over which we danced.
Et il y avait un partenaire
avec qui j’ai dansé.

A steady hand to hold
through the fouettés,
giros, turns,
pirouettes.

But life is a solo
sin él.

So there’s a frozen lake
to put away the tristesse.
Il y a un lac gelé
pour ranger the despair.

Hay un lago congelado,
lila, púrpura, azulado
qui maintient la mémoire figée
y el amor intacto,
puro, honesto,
inmaculado.

So I can die away
as the solemn cello breaks,
as the intemporel home fades,
as all collapses again,
until the end.

And as I take
one last breath:

my final relief
from pain.

«Victoria», #fotografía por Crissanta.

Inversa


Fotografía por Crissanta.

En el #ReversoDelTiempo,
las cosas se mueven en sentido inverso:
primero estallan y luego van decreciendo.

Primero uno muere
y luego va viviendo.
Primero nos amamos
y luego nos vamos queriendo.

Las flores abiertas
se transforman en semillas.

El polvo se aquieta
y luego se arremolina.

Los cuerpos que se aman
se alejan al tacto
de una mínima caricia.

Las más profundas heridas
primero cicatrizan
y luego se limpian.

Las confesiones del alma
se vuelven pláticas del día a día.

El amor que incendia
se revierte a
brasas.

Y el llanto que no para,
a lágrimas heladas.

Y el tiempo de vida
en vez de acortarse
se alarga.

Líneas, lirios


SALTO AL REVERSO

«Lirios», fotografía por Crissanta.

Silencio absoluto;
no me atrevo a quebrarlo.

Al final, no tengo fuerzas
para soltar tu mano.
Tampoco tengo tiempo
para estrechar el abrazo.

¿Qué es el tiempo?
¿Una hora, un espacio?
¿Un continuo?
¿Un momento prolongado?

Es mi mano en tu mano,
es un cuarto blanco,
es un lirio morado.

Son líneas
que comenzaron,
que terminaron.

En una llamada,
en un primer llanto,
en un fiero incendio,
en un arrebato.

Ver la entrada original

Irrevocable


La realidad alterna

Cualquier separación, cualquier despedida
se vuelve irrevocable por más breve que sea.

Los ojos no miran de la misma manera,
las manos olvidan el tacto de manos ajenas.

(Foto: SXC) Fotografía: SXC (CC0).

Ver la entrada original

Fracaso


En cualquiera de sus ojos
veo reflejado mi fracaso,
en los de ella, en los de él,
en la forma en que soltaron mi mano.

Esta vez, esta vez
no puedo ocultármelo.

No tenía excusa
en aquel verano:
¿Qué dirá Celesta?
¿Qué dirá Alejandro?

¿Y qué dirá aquel
por quién más he intentado
a l g o?
¿Qué dirá desde su muerte
sobre mi supremo fallo?

Y ahora esos nuevos ojos,
los del fuego morado,
me lo señalan
con un monosílabo,
en un reproche velado.

Lo intenté, lo intenté;
fracasé, fracasé.

Esta vez
no puedo ocultármelo.